LA COMARCA NORDESTE DE SEGOVIA

La Comarca Nordeste de la provincia de Segovia —integrada en la Comunidad Autónoma de Castilla y León, una de las mayores regiones administrativas de Europa Occidental— comprende más de un centenar de núcleos de población, organizados en cincuenta y siete municipios sobre 1.829,85 km2, una cuarta parte de la superficie de la provincia y aproximadamente el 2% de la extensión total de la Región.

Esta comarca se encuentra situada entre el valle del Duero, al norte, y la cordillera del Sistema Central, al sur. Limita septentrionalmente con la provincia de Burgos, por el levante con las provincias de Soria y Guadalajara —esta última en una posición más meridional— y define su límite por el Sur la Comunidad de Madrid, quedando al poniente el resto de la provincia de Segovia. Las principales vías de comunicación que la atraviesan son la Autovía del Norte (A-1), ruta preferente europea E-5, que la divide en dos partes, trazando en su centro un eje norte-sur, y la carretera nacional N-110, que cruza transversalmente sus tierras entrando por su extremo oriental cerca de Ayllón hasta alcanzar su extremo suroccidental en Prádena. La A-1 comunica Madrid con Francia a través de la frontera de Irún (Guipúzcoa), pasando por las ciudades de Burgos y Vitoria. En nuestra comarca atraviesa de sur a norte los municipios de Cerezo de Abajo, Castillejo de Mesleón, Boceguillas, Fresno de la Fuente, Carabias y Honrubia de la Cuesta. La N-110 parte de Soria y comunica el sur de Castilla y León con el norte de Extremadura, enlazando la capital soriana con Segovia y Ávila, para alcanzar finalmente la localidad cacereña de Plasencia. La nacional 110 pasa por los municipios de Ayllón, Santa María de Riaza, Riaza, Cerezo de Arriba, Cerezo de Abajo, Siguero, Sigueruelo, Casla y Prádena, si tomamos su sentido de este a oeste. También la antigua línea férrea Madrid-Burgos (inaugurada en 1968 y hoy casi sin servicio) cruza por el suelo de nuestro territorio, siguiendo un curso prácticamente paralelo al de la Autovía A1. En su día, esta línea tuvo a Riaza, Turrubuelo y Campo de San Pedro como principales estaciones de paso y referencia.

Seis mancomunidades de servicios se ocupan de resolver muchas de las necesidades de los doce mil habitantes de la Comarca: son las de La Pedriza, La Sierra, Hontanares, el Valle del Río Riaza, la del Nordeste y la de Nuestra Señora de Hornuez, en la que nos ubicamos, quedando al margen de esta estructuración supramunicipal las villas de Sepúlveda y Maderuelo. En su territorio se inscribe medio centenar de localidades, además de las villas de Ayllón, Boceguillas, Fresno de Cantespino, Maderuelo, Riaza y Sepúlveda, todas ellas con sus correspondientes pedanías. En todas estas poblaciones podemos encontrar, además de destacados y bellísimos paisajes, algunos de gran singularidad, construcciones históricas notables, fiel reflejo del interés de la arquitectura civil y religiosa que se ha desarrollado en este ámbito territorial desde la Edad Media hasta el momento actual, y también construcciones tradicionales estrechamente vinculadas a la economía agropecuaria característica de la región. En suma, un rico patrimonio histórico, etnográfico, industrial e inmaterial que, integrado en el paisaje cultural del nordeste segoviano, custodian los segovianos de hoy como garantes de una herencia histórica extraordinaria.